Saltar al contenido

2 diciembre, 2018

Predicción para hoy

 

En mi época de estudiante de Sociología estaba convencido de que no hay naturaleza humana. Creía firmemente en la tesis de la tabula rasa, es decir, que la naturaleza humana es completamente moldeable. La paternidad y algunas lecturas me han ido haciendo cambiar de opinión. Por ejemplo, y para no entrar en otras profundidades, ahora sabemos que la naturaleza humana es bastante torpe para la inferencia estadística a pelo, es decir, sin hoja de cálculo. De una muestra pequeña y sesgada somos capaces de inferir intuitivamente el universo mundo. Y, naturalmente, solemos equivocarnos.

 

El otro día, sin ir más lejos, me preguntaba un amigo qué pienso que va a ocurrir en las elecciones andaluzas que se celebran hoy domingo. Y, olvidando toda la estadística y las técnicas de investigación social que estudié durante la carrera, me vine arriba y le expliqué a mi amigo lo que va a pasar en toda Andalucía a partir de una conversación que había tenido esa mañana con una prima de mi pueblo. Al rato volví a llamar a mi amigo y le dije: mira, mejor cree a las encuestas que a mí”. Mi amigo me dijo: “¿a cuál, si cada una dice una cosa?. Haz la media, le respondí. 

 

Hoy, cualquiera que quiera vendernos una moto y tenga pocos escrúpulos, usa los nuevos conocimientos de la psicología para llevarnos a su huerto. Estos días leía una estadística que me sorprendió: España es uno de los países europeos con menos asesinatos por violencia machista. ¿Por qué me sorprendió? Quizá porque en lo que va de año llevamos ya 45 asesinatos machistas. Ante la tragedia de cada semana alguien podría pensar equivocadamente que de nada han servido las movilizaciones, los esfuerzos de concienciación social, o acciones legales y administrativas como la pionera Ley Integral Contra la Violencia de Género, del presidente Rodríguez Zapatero, que él quiso que fuera la primera ley de su gobierno. Sin embargo, si bien cada asesinato es la prueba de un fracaso, cuando miramos las estadísticas vemos que todos esos esfuerzos tienen sentido, y que no debemos desistir de las movilizaciones, ni de la concienciación, ni de las acciones políticas. Cada caso es un aldabonazo en nuestra conciencia, y cada estadística es una guía para evaluar la eficacia de nuestras acciones.

 

Hace unos días participé con otros diputados en un debate en la Universidad. A partir de unos cuantos casos escandalosos, y ninguna estadística, uno de los parlamentarios hizo una descripción tan terrible de la España actual, que un estudiante concluyó que la única solución es hacer trizas nuestro país y empezar de nuevo. Denuncié el error y la injusticia. Por eso mi pronóstico es que si los andaluces votan hoy atendiendo a los datos rigurosos de las estadísticas y a su propia percepción directa de la sociedad que les rodea, Andalucía seguirá por una vía del progreso. Si votan a partir de la imagen construida con unos pocos casos cuidadosamente escogidos y publicitados solo para producir ira, miedo o escándalo, entonces es probable que mañana nos encontremos el huevo de la serpiente en el Parlamento Andaluz. 

 

 Publicado en los diarios SUR y El Correo el 2 de diciembre de 2018

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: