Skip to content

Ministro a estribor, pero muy a estribor

20 octubre, 2013

Hace tiempo los psicólogos descubrieron un fenómeno al que llamaron «efecto anclaje». Ese fenómeno hace referencia al efecto que hace en nuestro pensamiento la información que nos dan antes de que formulemos nuestra propia opinión sobre algo. Si escuchamos un dato primero, ese dato tira de nosotros como un ancla. Desde hace unos años se nos dice que en España hay demasiados municipios. ¿Qué significa eso? Es difícil medir sin un punto de referencia, en este caso parece razonable que tomemos la población o el territorio de los municipios. Le propongo al amable lector o lectora de esta columna que haga el siguiente experimento sobre el efecto anclaje en dos personas que tenga a mano. Para ello puede utilizar los datos de la media de habitantes y kilómetros cuadrados por municipio en Francia y Alemania. En Francia el número medio de habitantes por municipio es de 1.800 y en Alemania de 7.300. Y la media de kilómetros cuadrados es para los municipios franceses de 19, y 32 para los alemanes. Si el efecto funciona la respuesta que ellos den para España se acercará más al dato que usted les dé primero. Por cierto querido lector o lectora ¿le sobran o le faltan municipios a Francia y Alemania?

En el estado de indignación permanente en el que vive la sociedad española, basta con buscar un culpable verosímil, para que, sin pensárnoslo mucho, nos lancemos al reformismo regeneracionista de sierra mecánica y martillo pilón. Para qué necesitamos datos si nos dicen que «un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública ganan menos que un concejal de festejos en un ayuntamiento de tercera». Me pregunto qué querrá decir eso de un «ayuntamiento de tercera». Aunque reconozco que la elección de un «concejal de festejos» es muy inteligente para ponernos de mala idea, de festejos, ¡ay!, eso sí que duele. Y de eso es de lo que se trata, de que nos duela, no de que comprendamos nada.

Así que provisto del bisturí de la mayoría absoluta que le dio el pueblo soberano, ese cirujano de hierro que es el presidente Rajoy, decidió reducir en un 30% el número de concejales en nuestro país. Y animado por ese mismo espíritu, el pasado jueves, el ministro de Hacienda, Administraciones Públicas, Cultura, Empleo, Educación, Cine y todo lo que sea necesario, presentó en el pleno del Congreso el proyecto de la muy mal llamada Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración. Un proyecto con el que, entre otras cosas, se pretende reducir en número de concejales que cobran al 20% del total, con el pequeño problema de que ahora son el 15%. Es decir, que el ministro y el presidente no se habían enterado que 85% de los concejales de España son voluntarios cívicos, personas que quitan mucho tiempo a su ocio y a sus familias solo por el honor de haber sido elegidos para servir a su comunidad

Por cierto la media de habitantes por municipio es en España de 5.800, y el tamaño medio es de 62 kilómetros cuadrados. Lo que no sé decirles es dónde tiene nuestro gobierno el ancla, pero muy a estribor.

Publicado en el diario SUR el 20 de octubre de 2013

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: