Skip to content

#SOS400euros

7 agosto, 2012

Muchas cosas nos atan a los seres humanos. La coherencia es una de ellas. Sabemos que nuestro crédito depende de nuestra coherencia. Esa coherencia que nos sujeta, a veces incómodamente, es la misma que nos convierte en sujetos reconocibles por los demás, y eso vale igual para los individuos que para los colectivos. Los seres humanos construimos sujetos de tamaño considerable, formados por millones de personas. Los partidos y los países son algunos de esos sujetos. Nos damos constituciones, firmamos compromisos y acuerdos, nos atamos; y paradójicamente, al atarnos podemos actuar como un sujeto colectivo, ya sea una familia, un partido o una unión supranacional.

En mitad de las condiciones vertiginosamente cambiantes de la crisis, los compromisos de ayer se vuelven hoy ataduras inoportunas. No digamos los compromisos de hace unos meses o unos años. Esas decisiones pasadas nos entorpecen tanto que al poco ni nos reconocemos en ellas. Tenemos la tentación de liberarnos de nuestras ataduras; pero de conservarlas o perderlas depende que sigamos siendo o no un sujeto coherente y reconocible por los demás.

Muchas personas se preguntan hoy cómo la sociedad española pudo conceder una mayoría absoluta a un partido que se ha demostrado absolutamente incompetente en la lucha contra una crisis que no les pilló por sorpresa. Sin embargo todos estamos atados por las promesas que un día nos hicimos de acatar los resultados electorales aunque no nos gustaran o no nos convinieran. Somos conscientes de que del respeto a esos compromisos depende nuestro futuro y nuestro crédito como país democrático.

En las pasadas elecciones generales los conservadores pidieron a los ciudadanos que optaran entre el empleo que ellos representaban, y las ayudas y los subsidios que representaban los socialistas. Es así como enmarcaron la elección. Muchas personas necesitadas creyeron al PP y lo votaron pensando que votaban por el empleo. Siete meses después, los conservadores han demostrado que no son capaces de crear empleo. De fuerza o de grado, el PP ha roto todas sus promesas electorales. Sin embargo los ciudadanos siguen atados al pacto que los tiene a merced de una mayoría absoluta durante cuatro años.

El PP hará bien en no aprovecharse de una sociedad atada por el respeto democrático a la mayoría absoluta que le concedió en noviembre de 2011. Lo prudente es que busque un equilibrio entre el poder que tiene y la (in)competencia que está demostrando. La elección que el PP ofreció en noviembre a la sociedad española no fue la de elegir entre empleo o nada, sino entre las ayudas de los socialistas y el empleo del PP. Si el gobierno no es capaz de crear empleo a corto plazo, deberá mantener las ayudas; por ejemplo, los 400 euros del plan Prepara para los parados que han perdido cualquier otra ayuda. En nuestra sociedad la alternativa al fracaso del mercado es la solidaridad, no la miseria. Eso también forma parte de nuestro pacto fundacional. Ya que no son competentes deberían ser coherentes.

Publicado en SUR y El Correo el 5 de agosto de 2012

4 comentarios
  1. mct permalink
    12 agosto, 2012 14:41

    Me parece muy coherente que los socialistas pidamos #salvemos400e.

    Maria del C. Torres

    • mct permalink
      13 agosto, 2012 15:07

      Nadie que tira una piedra desde el anonimato sale luego a recogerla. Una piedra así es de nadie. Podría haberla tirado cualquiera, incluso con el nombre o las iniciales de otra persona. ¿Quién es, por ejemplo, mct? Podrían ser estas palabras u otras las que escribe mct o cmt o tcm, su identidad y sus opiniones valen lo mismo. Hoy son estas, y si mañana descubre que estaba en un error, que juzgó injustamente, su error no le perjudica. ¿Iría el que insulta desde el anonimato a un juez a reivindicar la propiedad de la piedra? La irrelevancia parece un precio razonable por permanecer en la oscuridad, no todo pueden ser ventajas en el juego asimétrico en el que unos damos la cara y otros la esconden. En democracia las opiniones tienen el valor de quien las dice, y los encapuchados deberían tener poco futuro en ella.

      Me gusta este blog así, respetuoso incluso en la crítica más acerada, sin insultos, dando la cara. Hay demasiado esfuerzo en él como para entregarlo a quienes oportunistamente sueltan cuatro descalificaciones demagógicas, sin molestarse en enterarse de las cosas, dando por buena cualquier información sin contrastar, sin conceder el más mínimo beneficio de la duda. Quiero que siga así, sin comentarios anónimos que oportunistamente aprovechan el esfuerzo que supone este blog. Seguro que quien desea expresarse encuentra suficientes sitios para hacerlo. No aquí.

      María del C. Torres

  2. jose maria martinez-cava permalink
    12 agosto, 2012 20:39

    De fuerza o grado no, el PP sabía que n o podía cumplir lo que prometía, tenía todos los datos. Mintieron, como lo hacen ahora. Yo si puedo decir lo anterior, pues soy un ciudadano normal con responsabilidad política. Normalmente los que no son competentes, tampoco son coherentes.

  3. mct permalink
    13 agosto, 2012 20:22

    ¿María Cerezo Tardío?
    ¿Manuel Cerezo Temprano?
    ¿Miguel Ciruelo Torrado?
    ¿Marta Campos Tranquilos?

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: