Skip to content

Días para todo

22 noviembre, 2011

Hay días para todo. Hoy es un día para dar las gracias a los veinticuatro millones y medio de españoles y españolas que fueron a votar el pasado domingo, porque con sus votos dieron el crédito que nuestro sistema político necesita para funcionar. Una participación mayor del setenta por ciento del electorado da la suficiente legitimidad a las instituciones democráticas como para dirigir, de acuerdo con las leyes, los asuntos que nos conciernen a todos. La democracia se legitima con mayorías y, con todos sus inconvenientes, nuestra democracia se ha visto refrendada por una mayoría social muy cualificada. Así que si siete de cada diez ciudadanos eligieron a sus representantes, y si los votos nulos o en blanco no llegan a dos de cada cien, cabe concluir que la democracia representativa da más nueces de lo que algunos vienen diciendo con mucho ruido.

Como candidato socialista tengo que agradecer la confianza que siete millones de ciudadanas y ciudadanos de toda España han depositado en el PSOE, y como candidato malagueño se lo tengo que agradecer al cuarto de millón de personas que votaron la lista del PSOE por nuestra provincia. Así que cada vez que escuche decir que los diputados no representamos a la ciudadanía, pensaré que quienes hacen esa afirmación no sólo pretenden dejarnos a los representantes sin representados, sino lo que es verdaderamente grave, pretenden dejar al menos a 226.674 malagueños y malagueñas sin representantes. Pensaré también que al atacar a los representantes elegidos libremente por los ciudadanos, también se ataca a los representados; que al debilitar y deslegitimar a los representantes en tanto que tales, se están debilitando los intereses de sus representados. Todo esto es algo que ya pensaba, como lo piensa cualquier demócrata, pero está muy bien poder constatar periódicamente que nuestra democracia goza del apoyo de la ciudadanía. Es bueno comprobar que, en mitad de una crisis que golpea a millones de familias, la confianza cívica fluye a la política con muchísimo más caudal que el crédito a la economía. Al final siempre nos queda la política.

Toca hoy también felicitar al Partido Popular, que ha ganado las elecciones, y desearle lo mejor, porque de su buen gobierno depende por cuatro años el destino de todos. Su victoria es tan grande como su responsabilidad. En todo caso los socialistas, aún en la oposición, nunca desertamos de nuestra responsabilidad para con los intereses generales. Además, no sólo por ética, sino por estética, a los socialistas no nos gusta ganar porque las cosas se les tuerzan al contrario, sino por ser mejores que el contrario. Así se lo dijo José Luis Rodríguez Zapatero en su primer Debate del Estado de la Nación en el año 2001 al entonces presidente Aznar. Y es verdad que Zapatero no hizo nada para que las cosas se le torcieran a Aznar, aunque eso le provocó algunas críticas de quienes vieron su comportamiento como un signo de ingenuidad o de debilidad política. Sin embargo, los ciudadanos sí apreciaron su modo de actuar, y gracias a ese modo de actuar, durante los cuatro años que Zapatero fue el líder de la oposición tuvo mejor valoración que Aznar, siendo éste presidente del Gobierno. Lo que por cierto no le impidió plantar una dura batalla frontal en temas como la guerra de Iraq.

Dejo para el final la gratitud a mis compañeros que, conscientes de los malos augurios electorales, han hecho una demostración de valentía y de civismo. Hay algo extraño y luminoso, algo que no se puede explicar con palabras, en las personas que luchan cuando ya se sabe que el combate está perdido, algo que nos emociona, que nos inspira. He pensado muchas veces en qué es eso que nos mueve a pelear más allá de cualquier cálculo racional, y al final he concluido que ese algo brillante y luminoso es la semilla de la victoria.

Publicado en La Opinión de Málaga el 22 de noviembre de 2011

5 comentarios
  1. Antonio TOLEDO permalink
    22 noviembre, 2011 13:43

    Hoy tambien, en tu escrito, plasmas perfectamente el sentir de los siete millones de ciudadanos que votamos al PSOE.
    Un abrazo.

  2. ana permalink
    22 noviembre, 2011 15:12

    Gracias!. Y otra vez gracias por tu blog José Andrés. La Democracia está viva, los ciudadanos con su voto hacen siempre historia, construyen la democracia y votan con sus razones, su sentimiento y su impulso. Y los compañeros tenemos recompensa cuando alguien a quien acompañamos en este camino para que esté en las Instituciones, se acuerda de dar las gracias por la labor fatigosa que se hace en unas elecciones con la moral baja pero con esperanza hasta el último minuto de que gane nuestra opción.
    Para mí también, las elecciones son una fiesta, llena de oportunidades para seguir creyendo. Y sigo creyendo como esos veinticuatro millones de ciudadanos.

  3. Ernesto Popelka permalink
    22 noviembre, 2011 23:24

    Estoy enteramente de acuerdo con Ud. como ciudadano y militante. Y estoy encantado que agradezca a los compañero que estuvieron más de 18 horas en las mesas electorales, y pienso sobretodo en los que estaban 6 a 1 en minoría.
    Pero me permito recordarle que en los hechos estan las palabras y que en sus acciones de los próximos años demostrará si representa a los 250 mil que lo han votado, al partido o a ud.
    Muchisima suerte.

  4. palmira permalink
    23 noviembre, 2011 11:41

    Tiene mucha razón mi amiga Ana Espil cuando dice que es Vd. uno de sus favoritos si no “el favorito”. Me perdí su charla muy a mi pesar, en nuestra sede de Torremolinos antes de las elecciones. Después de este magníficio artículo no podré perderme otra.
    Felicidades por sus razonamientos.

  5. jose maria martinez-cava permalink
    23 noviembre, 2011 12:27

    Desde un sitio que no deseo a nadie, ni a los enemigos políticos, leo tu opinión sobre el 20N, y esta vez no estoy de acuerdo con tu apreciacion de la gran victoria del pp, solo han conseguido 500.000 votos más.El 20n lo hemos perdido nosotros con esos 4.000.000 de votos que han desertado de nuestras filas, algunos, muchos, causa de la crisis y otros tambien muchos por algunos errores cometidos. Tampoo me preocupa demasiado la situacíon, en España ocurren las cosas años despues que en Europa, ahora llega la derecha. Espero que dentro de 90 dias pidan un gobierno de concentración, y si no, dentro de dos años a las urnas. Rajoy, ya ha conseguido lo que anhelaba, el tiempo de mandato para él es secundario. Pero le pasará lo que al general, que los que lo han llevado, exigen su compensación y eso es grave, por el cariz de los mismos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: