Skip to content

El disputado voto de la señora rana

15 noviembre, 2011

Dicen que todos nosotros somos descendientes de uno que huyó a tiempo, de uno que tuvo miedo. Llevamos el miedo en los genes. De hecho, los psicólogos hablan del miedo como una emoción básica que compartimos con otros animales, y que resulta muy importante para nuestra supervivencia. El miedo nos avisa de la existencia de un riesgo, en cierto modo nos anticipa sus consecuencias. Luego, somos nosotros los que decidimos si es mejor huir o luchar frente al peligro del que nos avisa el miedo.

Se pueden temer muchas cosas, cosas que pueden ser graves o triviales; uno puede temer perder su trabajo, o al delantero que se acerca a la portería de su equipo sin que nadie lo cubra. Advertir del peligro, de un peligro que da miedo, no es algo moralmente reprobable, sino todo lo contrario. Lo que resulta reprobable es mentir para generar un miedo infundado, tan reprobable como mentir para evitar el miedo y dejar que, sin la protección del miedo, nuestro prójimo se adentre en el peligro.

Una de las cosas que más miedo producen es la incertidumbre, el desconocimiento, aquello que permanece oculto o que se nos oculta. Los dirigentes del PP están muy preocupados porque no quieren generar miedo. Sin embargo, cuando se les pregunta qué van a hacer con los servicios públicos, es decir, con la educación, la sanidad, o qué piensan hacer con las pensiones, contestan que depende. Ellos contestan «depende» para no dar miedo, pero es precisamente contestando «depende» como generan esa incertidumbre en la que germina el miedo. Ese depende es como una máscara, y las máscaras dan miedo, incluso cuando son completamente inexpresivas, cuando no tienen ningún rasgo, porque en esas ocasiones suele ocurrir que el rostro que ocultan es peor que la máscara.

Durante estos años, el PP ha enmascarado también su explicación de la crisis. Le ha puesto el rostro del presidente Rodríguez Zapatero. Para ello han contado con más ayuda, es verdad, y lo han hecho hasta sostener esa máscara más allá de cualquier evidencia racional. Con esa máscara han intentado ocultar su paternidad de la burbuja inmobiliaria, con esa misma máscara han intentado ocultar durante mucho tiempo el carácter internacional de la crisis, con la máscara de la culpabilidad de Zapatero han intentado engañar a la gente sobre el verdadero camino para solucionar la crisis.

Uno se pregunta ¿por qué ocultan el origen de la crisis? ¿por qué minimizan su extensión geográfica? ¿por qué mienten sobre el camino de salida? Y entonces uno siente inquietud, alarma. ¿Qué rostro ocultan esas máscaras? Uno sospecha, con razón, que lo que ocultan esas máscaras son las verdaderas intenciones del PP.

No deberíamos tener miedo a decir la verdad, aunque esa verdad dé miedo. Porque es esa verdad, y no el miedo, la que nos mostrará el mejor camino para la acción. Y la verdad es que el PP hará por vocación y con entusiasmo lo que otros hemos hecho por necesidad y con pesar, la verdad es que irán mucho más lejos, que donde unos congelamos, ellos cortarán, que donde unos recortamos con cuidado, ellos amputarán, del mismo modo que han hecho los conservadores británicos o las autonomías del PP en nuestro país. Que lo harán sin complejos, como es su costumbre. No lo harán para acabar con la crisis, sino que aprovechando la crisis harán lo que siempre han deseado hacer. Entonces nos dirán a todos lo que le dijo el escorpión a la rana cuando ésta le reprochaba que le hubiera picado mientras ella le ayudaba a cruzar el río: no lo he podido remediar, es mi carácter.

Publicado en La Opinión de Málaga el 15 de noviembre de 2011

One Comment
  1. jose maria martinez cava permalink
    15 noviembre, 2011 19:48

    Porfa no dejes de escribir, por el envoltorio y el contenido. Claro el miedo da votos y feligreses, es más antiguo que el pi pi.Solo ver como unos llevan más de 2000 años de miedo, los del PP les imitan y les da resultado, seguro que n o durarán tanto tiempo, antes de 4 años, adios. Es natural que el PP no de la cara, demostraría que está atado a empresarios e iglesia y RaJoy, está m aniatado por sus muchachos, le han dicho, te aupamos pero nos dejas manos libres, para…. que voy a decir

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: