Skip to content

Cosas que no cambian

28 junio, 2011

Mi querido maestro Julio Carabaña, catedrático de Sociología de la Educación de la Universidad Complutense, publicó hace unos años en un diario de Madrid un artículo titulado: «Avisos para no quedar en evidencia comentando PISA». En ese artículo explicaba algunos aspectos técnicos del famoso informe educativo, tan comentado como poco conocido. Carabaña advertía que dada la métrica del Informe PISA, diferencias de 10 o 20 puntos entre países son diferencias pequeñas: «Si los resultados españoles están a 12 puntos de la media de los países, lo prudente es decir que estamos al nivel medio de la OCDE». Por tanto, avisaba, se debían evitar expresiones como «España a la cola», «el sistema español, un desastre» y otras parecidas que, a la ligera, se usaron al comentar los informes anteriores. Dos días más tarde de que mi maestro escribiera su artículo, el mismo periódico titulaba en gran formato: «La educación española retrocede». Y tres años más tarde, al hacerse públicos los datos de 2009, dicho periódico tituló: «España recupera en PISA el bajón de 2006, pero sigue a 12 puntos de la media de la OCDE».

Si hacemos caso al catedrático, lo que encontramos es estabilidad; si hacemos caso al periodista, lo que encontramos son grandes cambios y emociones. ¿Por qué esta diferencia? Creo recordar que hay un estudio que establece el nivel PISA que hay que tener para comprender el Informe PISA. Podría ser que algunos de los que comentan el Informe PISA no tengan suficiente formación para comprenderlo y, como es lógico, comenten mal algo que no entienden bien. También podría deberse a que los cambios educativos son tan lentos que resulta muy difícil hacerlos atractivos en un titular de periódico. Habría que ponerse en la piel de un periodista que tiene que contar cada día cómo crece la hierba, y además hacerlo mejor que sus colegas de la competencia.

Generalmente los cambios de verdad son lentos. Un brillante discípulo de Julio Carabaña, José S. Martínez, ha encontrado una correlación muy alta entre los resultados provinciales de PISA y la tasa de analfabetismo en 1860. Es decir, que en los lugares de nuestro país en los que había menos analfabetos en 1860 es donde los niños obtiene mejores resultados en PISA hoy en día. Cambios de leyes, de gobiernos, de regímenes políticos, grandes procesos migratorios, transformaciones económicas y culturales, y el orden provincial en el éxito escolar sigue siendo casi el mismo que hace un siglo y medio. Es justo reconocer que a ese ritmo resulta difícil hacer un periódico diario, o dar una rueda de prensa novedosa todas las semanas. La mala noticia es que es muy difícil cambiar la situación de nuestro sistema educativo; la buena es que la situación de nuestro sistema educativo es similar a la de los demás países, y que en algunos sentidos es mejor.

Estar en la media de la OCDE en cuanto al nivel de rendimiento y ser de los más igualitarios, parece bastante bueno; pues refleja un sistema eficaz y justo. Además es eficiente, es barato. Hay quienes echan en falta algo más de excelencia en comparación con otros países, José S. Martínez ha encontrado algo que debe hacernos pensar: los que tiran para abajo de nuestra media nacional son los hijos de padres con alto estatus social o educativo, que están muy por debajo de los chicos alemanes, daneses, suecos o británicos de su misma clase social. No creo que el problema esté en los genes, como dice el informe de la CEOE, pero de estarlo, está en los genes de las élites. De tal palo tal astilla, y viene siendo así desde mucho antes de 1860.

Publicado en La Opinión de Málaga el 28 de junio de 2011

5 comentarios
  1. 28 junio, 2011 11:24

    Cuando se analiza detenidamente el Informe PISA (no olvidemos que lo configura, organiza y difunde una Organización Comercial), que está bien lejos de la UNESCO,, podemos ver lo bien o lo mal que estamos en comparación con países que no tienen nada que ver con nosotros, tanto en la lingüística, en la cultura o en el modo de afrontar la vida en general. Tal vez lo único que tienen en común con nosotros es la pertenencia a la OCDE.
    Yo siempre extraigo la comparativa entre regiones…, que es lo más interesante (es cierto que Andalucía está en la cola, por muchos motivos ajenos a la calidad educativa, que no es el momento de hablar de ello).
    Está claro que el panorama educativo nacional no es tan malo, ni siquiera el Andaluz, que es el que a mi me ocupa y preocupa. Si es cierto que existe un alto índice de “abandono escolar”, que muchos en Europa llaman fracaso. También es cierto que el nivel cultural y de adquisición de conocimientos es inferior a lo que se esperaba. Pero de nuestro Sistema Educativo seguirán saliendo investigadores, pensadores e intelectuales de máximo nivel.
    Pero también el nivel de inglés (asignatura pendiente) de nuestros estudiantes está muy por debajo de países del tercer mundo, donde aprieta la necesidad…Sin ir más lejos, en una noticia de tv, en la que hablaba de un grupo de jóvenes Andaluces que viajaban a Oxford para perfeccionar el inglés…, daba vergüenza escucharles chapurrear la lengua de Shakespeare (el cual se retorcía en su tumba al escuchar tanta deficiencia). Que conste que yo soy de Francés y a pesar de mis fracasos con la lengua de Camus, podría pronunciar un “Hola, cómo estás?” en varios idiomas, y si no soy capaz, me daría vergüenza ir a perfeccionar algo que ni entiendo.
    Aunque, creoq ue hay que darles una oportunidad a los estudiantes, para mejorar, tampoco creo que sea interesante “tirar el dinero de ese viaje, para que algunos jóvenes “hijos de…”, se lo pasen “rechupetewai” en Oxford….
    Son estas cosas las que me hace volverme cada día más conservador y menos WAI…, o es que no hay padres se den cuenta de que sus hijos e hijas tienen que dominar YA al menos dos idiomas…Donde está el sentido común.

    Aprovechoa para lanzar una de las ideas para mejorar el inglés y otros aspectos de la adquisición de la lengua inglesa. Sería bueno que a nivel nacional se concretase una ley que estableciera que todas las series extranjeras y las películas, que se emiten por TV, sean en versión original.

  2. inhakimm permalink
    29 junio, 2011 13:14

    Es mas sencillo que cualquier informe PISA, solo tienes que ver lo que pasa a tu alrededor, hablas con tu hijos, con tus sobrinos, con tus amigos y sus hijos, con amigos profesores de instituto, solo hay que hablar con los que te rodean para que se ponga de maninifiesto nuestra basta incultura, que se esta haciendo de un tiempo a esta parte a las “humanidades” en este pais, que pasa con la filosofia, latin, griego, … una amiga da clases de filosofia y ocasiones me cuenta como le cuesta que los alumnos piense por si mismos, solo saben responder a preguntas de si y no o cuestiones con respuestas predeterminadas, a, b, c o d…. y no les digas que dos pueden se ciertas por que los jodes, si le hace una pregunta para que desarrollen un poco se la comen en clase, eso es la educacion hoy, esta año ha tenido problemas para mantener su puesto y la han tenido que desplazar de centro por falta de horas, por que se quiere eliminar la filosofia de la educacion, seria mejor obligar a “filosofar” mas que a estudiar gimnasia, cosa que me parece increible, eso hace mi sobrina en el instituto, ahora la gimnasia se estudia y les examinan de ello (tipo test imagino) en mis tiempos la gimnasia la haciamos en el patio antes de subir a clase de filosofia.

    Y no digamos ya si salimos un poco de este pais y vas de vacacione por europa, enseguida resaltamos los españoles por lo bien que nos defendemos con nuestro spikinglis y parlebu.

    De todo modos mis sobrinos son muy inteligentes, pueden ver la tele, estar en tuenti y jugar al psp todo a la vez, son la ostia.

  3. inhakimm permalink
    29 junio, 2011 13:20

    Te recomiento la pelicula “idiocracia” si todavia no las has visto.

    “Idiocracy” 2006

    Director: Mike Judge
    Guion: Mike Judge, Etan Cohen

    Pocas comedias americanas recientes hurgan con tanta pertinencia en el estado (y el porvenir) de nuestra cultura globalizada.” (Jordi Costa: Diario El País)

  4. jose maria martinez-cava permalink
    29 junio, 2011 18:34

    Como ya estamos en verano, pensar cuesta más, que los periodistas afirmen lo que publican, es norma pues son asalariados debidos a sus amos y según la prensa que sea, la noticia será una u otra según convenga al amo.A pesar de ellos y de algunos políticos, el pais sigue adelante, que se fastidien.

  5. Arturo permalink
    29 junio, 2011 23:08

    Y existe en nuestra sociedad estudiantes que han crecido con la cucharilla de plata en la boca.
    Y sin embargo,de un gran padre y una gran madre.Un niño rebelde.Que no estudia, ni conoce
    “la necesidad”.

    Sin embargo hay que destacar que de muchos padres de clase trabajadora,salen estudiantes
    fantásticos,en donde se sacan la carrera con becas y notas brillantes.
    También, los hay quien dejan el colegio presionado por la precaria situación económica en el hogar.
    O quizá por conflictos en el seno de la familia.

    Y también, porque no decirlo, por la extremada exigencia de los educadores.
    Hay ciudadanos, que no quieren hacer nada, ni estudiar ni aprender un oficio.
    “Y es esto precisamente, lo que nuestra sociedad nunca debería de permitir ni aceptar”.

    Hay países de la OCDE, en donde los Profesores, despues de terminar el magisterio,no tienen porque opositar,es decir, todavía no han terminado la carrera y ya están practicando en el colegio,
    que trabajaran seguramente en el futuro.

    Por ello tenemos que hacer hincapié, que en paises de muchos habitantes a los ciudadanos,
    y en este caso a los profesores se les exigen más,para poder conseguir una plaza fija en el
    colegio.

    Sin embargo lo paradójico del tema ,es que en países como Noruega, Suecia, Finlandia etc.no tienen
    profesores mejores formados que en España, y sin embargo la calidad de la enseñanza y resultados
    son de gran nivel.

    Quizá en nuestro país,puede fallar la”exigencia extrema” o métodos “menos flexibles” que llevan
    a muchos jóvenes a abandonar los estudios,así, como el aprender un oficio, que le pueda abrir
    camino en la vida.

    Quizá,nuestro sistema es más severo en la enseñanza y menos flexible en el método, que en otros países.
    No lo sé, es sólo una simple opinión personal.
    En cuanto a idioma.Hay que comenzar a estudiar Inglés a la edad de seis años.Y el tercer idioma más tarde, y ya es optativo.

    Un cordial saludo.//

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: