Skip to content

Ser político y no enterarse

21 junio, 2011

El sábado leí una entrevista a un conocido periodista y escritor, en la que afirmaba: «Los políticos viven en un limbo, sin contacto con la gente». Según esta idea, un día te eligen concejal o diputado, y a partir de ese momento tus padres ya no se hacen mayores, no se quedan solos y tristes en sus casas, no enferman, y así ya no te enteras de la situación de los mayores, ni de las carencias de los servicios sociales o de la sanidad pública. Desde que eres elegido, tus hijos ya no tienen los males de la adolescencia. Se acaba así la experiencia de los problemas del sistema educativo, de la seguridad de la noche y de todas esas cosas que hacen tan entretenida la vida de los padres. Según parece, un día te votan tus conciudadanos y tus primos, vecinos y amigos, ya no se quedan en paro, sino que todos tienen empleo, y de los buenos. Así que, según esta doctrina, te entregas a la causa de los que tienen dificultades, y el día que te eligen dejas de ver las dificultades.

Cruzas la puerta de Cedaceros del Congreso de los Diputados, y se te olvida tu vida anterior: la emigración de tus padres, los internados, la adolescencia en el barrio, la carrera, el paro, los primeros trabajos precarios, los años de profesor universitario, todo se esfuma de tu cerebro. Todos los políticos nos volvemos iguales, pero para bien. Quiero decir, que un día vuelves a casa de tus padres, y al asomarte a la ventana, en lugar de ver el sádico y gris paisaje urbano de un bloque de viviendas en el Camino de San Rafael en Málaga; de pronto ves, pongamos por ejemplo, la bahía de la Concha, en San Sebastián; porque desde que te eligen ya eres igual que, por ejemplo, el hijo diputado de un industrial vasco. O sales de casa, y en lugar de un pasillo oscuro con diez viviendas, te encuentras en el luminoso jardín del chalet de un notario de Madrid, que es papá de un diputado al Congreso. Por supuesto, las conversaciones con padres, tíos y demás familiares, varían una barbaridad. En lugar de contarte por enésima vez en qué condiciones tenían a los inmigrantes españoles en las granjas francesas de comienzos de los sesenta, si sales elegido, tu tío te hablará del ambiente nocturno de la Costa Azul, de Sartre y del mayo del 68 en la Sorbona, como si fuera el vástago progre de una rica familia catalana, ahora tío de un diputado. ¡Ah, París!

Claro, que esto no pasa por casualidad, sino que exige un esfuerzo carísimo y un trabajo inmenso de un montón de gente para confundir a los políticos y así cargarse la democracia representativa. Lo más barato debe ser lo de los periódicos, es decir, hacer una edición especial para los políticos, aunque no sé como lo hacen para que en los kioscos cojamos los que han hecho exclusivamente para nosotros, sólo con buenas noticias. Luego está lo de los telediarios y los informativos radiofónicos. También especiales para nosotros. Tampoco imagino cómo harán lo de cambiar nuestra vida vivida y nuestros recuerdos, y los de nuestros padres, familiares, amigos y conocidos, pero se me antoja que debe ser lo más difícil, incluso para el mismísimo mago Ury Geller.

Después de siete años de parlamentario, mi entorno sigue igual que antes, también mis recuerdos. Quizá por eso, algunas personas me dicen: «Es que tú no eres un político como los demás». Yo les pregunto «¿conoces a los demás?», y esas personas responden: «no, la verdad es que tú eres al único que conozco en persona». Otros muchos políticos me han contado que les pasa lo mismo. Al final va a resultar que de lo que no nos hemos enterado es de que somos políticos.

Publicado en La Opinión de Málaga el 21 de junio de 2011

18 comentarios
  1. Emilio Manuel permalink
    21 junio, 2011 10:39

    ¿Que hay poderes que desean cargarse la democracia? es cierto, algunos medios de comunicación lo hacen de forma tan evidente que no me explico como aún tienen abiertas las puertas y ventanas para poderlo hacer, pensaba que las televisiones privadas eran concesiones públicas y que se les podía retirar la licencia, parece ser que me equivocaba.

    A pesar de lo anterior, tu articulo resuma “cierto” tufo a demagogia, los que hemos estado en el borde de la política sabemos que la actual confección de las listas electorales, por muchos comités, congresos y “chorradas”, las elige un grupo selecto del partido, ¿como es posible, en Granada, un personaje que no se le ha querido nunca en su agrupación local, cuando la había, que nunca era propuesto, que perdía todo lo que planteaba, saliera primero como diputado y luego como senador?, te lo podía explicar pero seria un poco largo, además seguro que tu lo sabes.

    Buena parte de los diputados cuando salen elegidos se transforman en palmeros o en hooligans según proceda, la salida de los jueves para tu ciudad ya no es para visitar a las agrupaciones, desaparecieron como ya he dicho, es para alguna reunión, si la hay, en la sede del partido, los afiliados y aquellos que les dieron su voto ya son unos desconocidos y olvidados ya no se visitan ni los barrios, ese alejamiento de tu base social hace que pierdas puntos de vista diversos, solo os limitáis a tu entorno más próximo, de ahí que el partido no esté entendiendo los movimientos que están ocurriendo en España, os habéis alejado de la base social propia de un partido socialista y obrero, si no es así las siglas del PSOE hay que cambiarlas, la política y tu eres un representante de ella, os habéis dejado vencer por la misma economía que nos ha “jodido”.

    Sin querer hacer estallar la democracia, ¿no crees que una modificación del sistema electora, donde desaparecieran las listas cerradas y se votara por circunscripción seria mejor?, ¿no estaría obligado el político elegido a informar constantemente a las bases que lo han votado?, ¿no seria más fácil controlar a los políticos?, solo estas preguntas aunque a la cabeza me vienen cientos. Tu y tus compañeros habéis tenido la posibilidad de cambiarlo y no lo habéis hecho, se busca un bipartidismo que empobrece al país y a la ciudadanía.

    Saludos

  2. Paleño-yunquerano permalink
    21 junio, 2011 11:39

    Emilio Manuel, con todos mis respeto, y entendiendo tu queja, no sé qué tendrá que ver la forma de elegir a los que van en las listas con el artículo de Torres Mora, donde lo que hay es una defensa -lúcida e ingeniosa, empleando la ironía como recurso frente a la horizontalidad totalitaria del mensaje que tiene en contra- de la tarea de la representación democrática, ahora denostada por poderes no democráticos, ¿y no demagógicos?

    • Emilio Manuel permalink
      23 junio, 2011 18:42

      Paleño, Torres Mora es parlamentario del PSOE, como Granadino llevo años que no veo a uno en mi barrio, la agrupación local desapareció, y dado que me identificaba con ese partido, aprovecho y suelto toda la mala leche que muchos ciudadanos tenemos con un partido que dejo de ser socialista hace mucho tiempo, si te molesta, que quieres que te diga, como hombre de partido y que ha cobrado, en su momento, de mis cuotas, tengo la libertad de decirle lo que quiera dentro del respeto que le he demostrado.
      Quien se molesta….. ajos come.
      ¡¡ah!! y sigo pensando que muchos parlamentario cuando consiguen su escaño se olvidan de sus ciudadanos hasta dentro de cuatro años que vuelvan a la carga a pedir ese voto que no se merecen.

  3. 21 junio, 2011 12:03

    Para llegar a ser diputado, ¿en qué te has fijado? En la opinión del lider de tu partido y de las visión oficial de éste, o en las realidades de la calle? Yo me he implicado en política y lo que he visto es que, a medida que se van consiguiendo cargos, se va perdienbdo el contacto con la calle, con la gente, con la sociedad, con el precio de un café en un bar de un barrio mileurista.

    Quizás lo conocemos cada cuatro años, cuando para cazar votos, vamos a sitios que deberíamos conocer. Y, aún así, estan más limpios de lo habitual. Pasa la brigada de limpieza para que el representante no vea su estado natural.

    La realidad personal no es la realidad social. Si lo fuera, no habría políticos profesionales, como no hay presidentes de escalera profesionales. Esa es la sordera que, desde la calle, se detecta en los políticos profesionalizados.

    Salud y gracias por escuchar e iniciar un fructifero diálogo que quizás cabae con los desengañados que, ni se implican ni se indignan.

  4. Jesus permalink
    21 junio, 2011 12:10

    “Después de siete años de parlamentario, mi entorno sigue igual que antes, también mis recuerdos.” Ahí está el problema, si en siete años de privilegios (porque no trabajas en la mina, ni en un polígono de Torrejón de la Calzada), si después de 7 años de tener tu propio personal al que no pagas, hablando con gente influyente (no con gente como yo, por ejemplo), después de 7 años ganando dinero a espuertas (comparado conmigo), acumulando poder (como “capacidad de hacer cosas”) es que, o bien ya venías de esa cierta “aristocracia parlamentaria” y conoces al pueblo de mirar por la ventana (¿cuánto hace que limpias tu propia taza del baño? ¿O vives en un hotel? La ventana, exterior, mucha gente no ve la calle desde su ventana) o bien no te has enterado de nada.

    Yo no soy parlamentario y no tengo a nadie de mi entorno que pueda siquiera soñar en serlo. Eres parte de una pequeña minoría que, siento decirlo, lleva 7 años viviendo en otro mundo.

    ¡Ah! Y no creo que mi hija conozca tampoco a tus hijos, si los tiene. No van (seguro) al mismo colegio.

    Si no te limpias tu propia casa, si no te has colado nunca en el tren porque no te puedes comprar el bono, si no has esperado horas en urgencias en el 12 de octubre, si no te has levantado nunca a las 5 am porque había huelga de autobuses, si no compras aceite del “más barato”, lo siento, no te enteras porque no te puedes enterar: tu no vives donde vivimos el resto.

    Y no me vengas con que soy demagógico: demagogia es decir lo mismo desde un despacho: yo mucha gente vivimos 24 horas de mierda así y no lo decimos para argumentar ninguna postura: solo describimos lo que hacemos.

    Y nosotros al menos no decimos que somos mejor que el resto, como insinúas tu en todo el texto de tus compañeros de privilegio. Nosotros estamos todos en el mismo bando, el de los que pierden y siguen perdiendo.

    Disfruta de tu puesto como sé que lo estás disfrutando.

    Pero por favor, no nos vaciles.

    • Antonio TOLEDO permalink
      21 junio, 2011 14:09

      Jesús, vuelve a releer el texto de J.A. MORA. Creo que no te has enterado de nada.

      • 22 junio, 2011 0:59

        El asuso Torres Mora pretende cinícamente y a lo pueblerino, o quizá más arteramente aún, de forma jesuítica, hacernos creer, mediante una pseudo-parábola, pristina de pueblos aculturizados, que LA CONSCIENCIA consiste simplemente en seguir viendo con sus mismos ojos ya transformados con otros velos lo que antes hacía pero con su sostén material ya transformado ( desde su salida de trabajador por cuenta ajena, pero con afán de ascensión social, hasta su llegada a la meta de “parvenu” mediante el acta de elegido parlamentario, conservando su ideología permanetemente de trepismo, eso sí, que queda inmutable), es decir modificando su BASE MATERIAL de EXISTENCIA, y ¡Claro, sin consecuencias!.
        y a MARX nos enseño que lo que nos hace ver nuestra realidad no son nuestros ojos físicos sino nuestro sustento material nos inspira esa visión y por lo tanto LA CONSCIENCIA de ello, con CONCIENCIA CRÍTICA o con conciencia de cínismo de tarugo, eso si tranquilizador, mediocre y acomodaticio!
        L
        Léase, si no se ha hecho, y me temo que no, LA IDEOLOGIA ALEMANA de KARL MARX y Federico Engels, viene muy bien explicado¡Pero eso es cuando no se quiere engañar uno a si-mismo para seguir con el cuento NO -CHINO!
        SALUT

  5. Jman permalink
    21 junio, 2011 14:51

    Querido José Andrés, los “periódicos” (ex. los de papel) se hacen precisamente “para los políticos (aka representantes del Sistema)” y a los demás nos limitan, nos limitaban, a leer los mensajes que se lanzan unos a otros desde las distintas cabeceras.

    Y, sabiendo que sabes esto pero haces intencionadamente como que no, pues el resto del artículo tiene para mí el mismo valor. No diré por tanto que eres “otro político que no se entera” porque, bien al contrario, sé que todos los políticos profesionales sí que se están enterando de lo que está cambiando.

    Y no les gusta. A ninguno. Ni a los “ricos de cuna”, ni a los “nuevos ricos” como tú (sí, se siente …pero es lo que tiene la demagogia).

  6. inhakimm permalink
    22 junio, 2011 11:32

    Lo que mas indigna es precisamente ese cinismo de querer ser como el ciudadano medio, un “Politico” nunca va a ser uno de nosotros, su sueldo, sus complementos, sus dietas le suben automaticamente a un pedestal, y yo como todos los indignados estariamos encantados de que los politicos cobren como el que mas si a nosotros tambien se nos pagasen sueldos dignos, aunque a todos se nos aplican recortes los mas afectados siempre son los mismo, que a un diputado le quiten un 5 o un 10% de su suendo pero es para descojonarse por que que pasa con los demas ingresos, cuanto le pagan cada vez que asiste a una sesion del congreso, y el movil, la comida y el coche quien lo paga??, el currito medio se paga su propio transporte al trabajo, su comida y su telefono y eso tambien se nos resta de un sueldo indigno.
    Lo que irrita del articulo es que se quiera hacer el gracioso y que quiera ser uno de nosotros, cuando su cargo, su sueldo y sus vida esta muy, muy lejos de la de cualquier currito.

  7. velerista permalink
    22 junio, 2011 12:46

    Interesante el enfoque del artículo y comprensible humanamente que intente desmarcarse de los Fabra, Camps, etc. Creo que tiene todo el derecho a no ser medido por el mismo rasero.
    Ahora bien, los ciudadanos de a pie, si bien no conocemos los entresijos de la vida política, tenemos algunas referencias que nos llegan y por supuesto todos sus efectos y con estas pequeñas cosas nos formamos nuestro criterio ¡Que es igual de válido cuando votamos al PSOE y le damos mayoría absoluta! O es que os creeis que un ciudadano solo tiene razón cuando vota a vuestro partido?
    Generalizando hasta donde sea admisible, es evidente que a los ciudadanos nos llegan informaciones y por ellas decidimos que los políticos NO mantienen lo que dicen son sus principios y SI se transforman y se alejan de quienes los elegimos. Vayan dos ejemplos:
    Todo el grupo político del PP apoyando “sin fisuras” la invasión de Irak (y las conciencias de vacaciones…)
    Todo el grupo PSOE apoyando la ley Retroactiva que machaca a la energía solar (la que no puede manipularse) en beneficio del oligopolio eléctrico-nuclear y gasista. En privado si había discrepancias, pero claro, cuantos políticos además de los González, Aznar, Solbes… Cobran de las eléctricas?
    Y un ejemplo de como las cosas pueden ser distintas si uno se quiere hacer respetar:
    Todo el grupo PSOE apoya la reforma laboral ¡MENOS ANTONIO GUTIERREZ! Y además pone su cargo a disposición del secretario general por si hace falta dimitir.
    Este hombre si que puede reclamar que le traten con respeto, se lo ha sabido ganar.
    Pues eso, a ganarse el respeto además del voto.

  8. jose maria martinez-cava permalink
    23 junio, 2011 18:27

    Lo que está claro, es que el capital se quiere cargar la democracia, los dueños de los periódicos, no son asalariados precisamente. Los políticos no sois todos iguales, menos mal, solo ver como ejemplo que las becas erasmus en Madrid son de 300 euros y en Andalucia y Extremadura 600, pero eso la gente no lo quiere ver. Tu sabes mejor que yo, eso de insulta que algo queda y contra eso no hay nada que pueda abrir los ojos a los ciudadanos. Interesa el desprestigio de los políticos, para llevarnos a otras situaciones más favorables al capital y a la derecha, vamos los salvadores- Algo de verdad hay en que no estais muy cerca de los ciudadanos, pero sistema es el que es.

    • Emilio Manuel permalink
      23 junio, 2011 18:46

      Pues cambiemos el sistema, ellos pueden hacerlo.
      Saludos

  9. Aurelio Miguel Belando Martínez permalink
    23 junio, 2011 19:15

    Mi experiencia me dice que cuando algunas personas ejercen cargos públicos y/o orgánicos en la última década se desconectan bastante de su entorno y se relacionan poco con el mismo, evidentemente no estoy hablando de familia cercana y de amig@s cercanos, pero si se desconectan bastante, salvo excepciones, de sus tertulias con la militancia del partido, con la realidad del entorno y del sufrimiento de much@s ciudadan@s justificado por su trabajo en las correspondientes actividades, ello hace que las personas se inventen las nuevas formas de ser y hacer de las personas dedicadas a lo público, unido a un “in crescendo” sin parangón de esos pseudoperiodistas que dicen entender de todo y que se presentan como analistas politíc@s sin ser politólog@s, analistas sociales sin ser sociólog@s, etc. pero que no se me ocurra a mí como politólog@ y/o sociólog@, salir al ruedo diciendo que soy politólog@ periodista o sociólog@ periodista, porque estaré atentando contra una clase privilegiada que se puede hacer pasar por todo, aunque lo único que realmente haya estudiado sea periodismo y de esto último sepa lo que sepa.

    Parece que decir periodista es símil de credibilidad, cuando en realidad much@s de ell@s ejercen el pseudoperiodismo manipulativo y encima se permiten darnos lecciones de ética y valores. Pero tengamos en cuenta que la ética y valores se encuentran en todos los periodismos y en todos los partidos políticos, pero la ética y los valores progresistas estos solo se encuentran en un mínimo número de medios de comunicación y en los partidos progresistas que siempre están ligados a la socialdemocracia.

    El periodismo vive mayoritariamente de envenenar a la sociedad y de cuestionar todo aquello que represente progreso y ello lo consiguen haciendo muchísimo eco, porque la derechona de este país controla más del noventa y tantos por ciento de los medios de comunicación tanto escritos como audiovisuales, cadenas de radio y televisiones. Lo que permite a una buena parte de la ciudadanía, que bastantes problemas de subsistencia tiene, pensar que lo que más oye es más cierto y adherirse a la oferta que más se oye porque ello, piensan, que es garantía de veracidad, graso error. ¿Quién gana? el periodismo manipulativo. ¿Quién pierde? la ciudadanía, que establece la ecuación de que periodismo es igual a veracidad, esa ecuación lamentablemente está bastante lejos de la realidad.

  10. elena valenciano permalink
    26 junio, 2011 8:44

    Siii!!! si eres política no sientes la presión del machismo rampante, ni tus amigas sufren la violencia ambiental y física contra las mujeres. Si eres política y los niños tienen fiebre cuando te vas a trabajar, no te llevas sus ojitos clavados en el alma ni te duele estar ausente en momentos decisivos en sus vidas… Cuando eres política, realmente, dejas de ser mujer y madre… Es estupendo.
    Un beso Jose Andrés

  11. salva permalink
    29 junio, 2011 14:16

    Yo no tengo ningún cargo representativo en ninguna institución, ni tengo cargo orgánico alguno en partido político, pero ante todo me siento político, porque para mí la división no está en la “clase política” y la “gente normal”, está entre los que nos importa lo común (“políticos”) y los que solo se miran el ombligo. Cada uno es como es, y precisamente ese es el problema, cuando alguien tiene una visión de la realidad que no pasa por simplezas y lugares comunes, sino que tiende a encontrar complejidades en las motivaciones, donde no todo es blanco o negro, entonces, y solo entonces, se produce la desconexión: cuando alguien es capaz de hablar con la certeza de un taxista o de un camarero sobre política económica o sobre política internacional, o sobre la selección española, cuando los remedios a la crisis económica son instantáneos y simples, cuando acabar con los “privilegios” de los diputados supone un ahorro que impulsará conseguir nuestros objetivos de déficit público, cuando alguien te dice que lo importante es ser un buen gestor, que las ideas no tienen lugar…

    Entonces es cuando te das cuenta de que, independientemente de que tengas un cargo representativo u orgánico, vives en un mundo paralelo

  12. Nymeria permalink
    30 junio, 2011 16:52

    Antonio Toledo, creo que el que no te has enterado de nada eres tú. Bravo por Jesús.

    Todavía me soprendía yo ayer con lo en contacto con la ciudadanía de a pie que está el Sr. Durán desde su suite del hotel Palace de Madrid. ¿O era el Ritz?
    L@s del PSOE podían empezar por entrar en contacto con sus siglas. Pero visto donde acaban últimamente muchos de sus ex, más les varía cambiarlas definitivamente.

    Y no os preguntáis por qué en este país, con la que está cayendo, crisis, corrupción… no dimite ni dios???

    • aurelio miguel belando martínez permalink
      3 julio, 2011 17:25

      Increíblemente sorprendido el Sr. Duran es de convergencia i unió, los casos de corrupción están en las filas del PP, por lo visto lo importante es aprovechar lo que hacen terceros partidos para simplificar manipulativamente y cargárselo al PSOE. Gran habilidad la tuya Nymeria, que a través de pseudónimo eres capaz de tergiversar tu propio mensaje para culpar a quien no procede. Mis felicitaciones llevas un buen camino que te llevara a ningún sitio.
      Cómo aclaración te diré que en el único partido que no se dimite es en el partido popular (PP). Lo puedes contrastar leyendo las hemerotecas.
      Para terminar te diré que dentro del PSOE estamos muchisim@s activistas que defendemos nuestras siglas, al igual que las personas que ocupan cargos orgánicos y electos. Sinceramente si investigas un poco te darás cuenta que lo que te estoy diciendo, respecto al PSOE, es cristalino. Un saludo

  13. Alonso Ruiz permalink
    2 julio, 2011 13:20

    Mi agradecimiento por la claridad de la exposición en el artículo.Así se conseguirá que todos entendamos con más claridad muchas cosas que no son política, e identificaremos a los que se dedican noblemente a ella tan solo para servir a los ciudadanos, no para servirse se ellos.

    Recuerdo una intervención de Pablo Castellanos en la campaña de las generales del año 82, la de “por el camblo”. Fué en la pequeña plaza de Guijo de Galisteo, Extremadura, y dijo a los asistentes lo siguiente: “Decís que la política es para los políticos, pero os digo que hablar del precio de la aceituna es hablar de política”.Al final, cualquier cosa, cualquier asunto termina en manos de los políticos, porque el ocuparse de intentar solucionar los problemas de los ciudadanos es hacer política.Lo otro, lo que muchos vemos y leemos a diario en las noticias (firmadas o editadas por personas que tienen sus ideas,lógicamente), eso es delincuencia,no política.Como dar ayudas sociales o para pañales de mayores; o puestos de trabajo temporales en un Ayuntamiento, todo a cambio de votar por correo (visto para sentencia un juicio por hechos similares contra Alcalde y dos ex-tenientes de alcalde del PP en Fortuna-Murcia). Eso no es política.Si eso se condena será delincuencia cometida por unas personas que eran políticos,pero no es política.Porque si un médico,por ejemplo (y solo un ejemplo), vende niños recién nacidos a cambio de dinero no es medicina, es delincuencia.¿o no?.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: