Skip to content

Abrazados a la cultura

25 enero, 2011

Este fin de semana el PP ha celebrado en Sevilla su Convención Nacional y como de costumbre ha hecho una exhibición de su ideología más convencional. Una ideología que abarca un amplio abanico de posiciones que van desde la extrema derecha a la nada. En la nada está el señor Rajoy, que no dice nada para, llegado el caso, poder hacer de todo. En la extrema derecha está el señor Mayor Oreja que, al decirlo todo, pone a su partido en riesgo de no poder hacer nada.

En la confianza de sentirse entre los suyos, Mayor Oreja dijo el pasado sábado que los socialistas estamos abrazados a la cultura de la muerte. Dicha por un antropólogo la frase no sería insultante, pero Mayor Oreja no es antropólogo, así que hay que ponerse en lo peor. Si Mayor Oreja fuera antropólogo sabría que los ritos de enterramiento son las primeras expresiones de la humanidad de nuestra especie. Todas las sociedades humanas tienen una cultura de la muerte que ayuda a sus miembros a soportar el dolor de la pérdida de los seres queridos o la perspectiva de la propia extinción, esa cultura tiene formas que varían mucho de unas sociedades a otras, pero hay que tener una cultura de la muerte para ser humano.

En las últimas décadas hemos visto como los cambios en los ritos mortuorios han acompañado a los cambios sociales en España. También los avances médicos han cambiado la forma en que morimos. Precisamente por eso, en una reciente encuesta del CIS se preguntaba a los entrevistados: «Cuando una persona tiene una enfermedad en fase terminal, que le causa grandes sufrimientos y que le causará la muerte en poco tiempo, ¿cree Ud. que la ley debería permitir que los médicos pudieran poner fin a su vida y a sus sufrimientos, si esta persona lo solicita libremente?». El 63% del total de los entrevistados contestaba: «sí, con toda seguridad» mientras que un 9% contestaba: «no, con toda seguridad». Al final no es la tecnología la que tiene la última respuesta ante nuestra forma de morir, sino los valores. Los valores de Mayor Oreja, asociados al avance tecnológico, ocasionan a veces un gran daño. Son esos valores los que están en crisis, pues tienen más poder político y mediático que apoyo social.

No hace mucho leí una novela de Almudena Solana titulada La importancia de los peces fluorescentes; es una novela sobre el insomnio, y en ella un personaje se pregunta: «¿Qué estamos haciendo con el día que tanto se enfada la noche? ¿Por qué no podemos dormir?» Al igual que los desórdenes del sueño están muy relacionados con los de la vigilia, también la cultura de la muerte y de la vida están muy relacionadas. Suele ocurrir que los mismos que nos amargaron la vida, nos amargan la muerte; y al contrario, que los mismos que nos hacen digna y llevadera la muerte, antes nos hacen digna y llevadera la vida.

Publicado en La Opinión de Málaga el 25 de enero de 2011

5 comentarios
  1. jose maria martinez-cava permalink
    25 enero, 2011 11:06

    La única verdad que ha dicho Rajoy desde hace mucho tiempo, ha sido en la clausura del sarao sevillano “el PP es la única alternativa para gobernar” frente al PSOE pues claro IU, CIU, etc, supongo que no. Me gusan las películas del oeste, en ellas se ven con frecuencia ejecuciones a la usanza, y trasladando la escena a la situación del PP, veo a un Rajoy con la soga y apoyado en la banqueta de tres patas, una Aznar, otra Mayor Oreja y la tercera es una pata compartida entre el vacio y el tandem Camps-Fabra-Gurtel. Con un poquito que se explique a los ciudadanos los hechos reales,la banqueta cae.

  2. Javier permalink
    25 enero, 2011 12:19

    Excelente artículo. “En la nada está el Sr. Rajoy”. ok.

  3. Tovarich permalink
    25 enero, 2011 21:56

    La gran apuesta cultural del PP,se define en si misma, por su gran apuesta de una cultura basada en la tierra quemada y en la proclama del apo un nuevo modelocalipsis economico,social,educativo,institucional y cultural.
    La Convencion de Sevilla,recuerda a las procramas apocalipticas del QUEIPO DE LLANO,….Frente a ello,iniciativa de gobierno con impacto social y mediatico,en la direccion de estimolo a la economia,a la Sanidad, y por supuesto a una nueva arquitectura financiera que se complemente con la apuesta Por un nuevo modelo productivo grenerador de riqueza y bienestar.
    Para ello,es previo superar la economia de las grandes corporaciones industriales,financieras y latifundistas existentes en varias regiones de nuestro pais cuyo modelo productivo es el acopio y la acumulacion . Una politica exterior que mire a latino America como un espacio de cooperacion y desarrollo para nuestra economia.
    Querido amigo J.Andres.. La referencia intelectual de la Pompeu Fabra..se ha de mantener frente al avance de los insolventes intelectuales y politicos en el espacio de la izquierda y del socialismo.

  4. 26 enero, 2011 0:03

    bien dicho en el extremo derecho Oreja.

  5. Javier permalink
    26 enero, 2011 21:12

    Es curiosa esa alusión a la muerte. Hay quien, efectivamente, está abrazado a la muerte, pero no puede decirse que se esté abrazado a una cultura de muerte y, menos aun, por parte de todo un colectivo cuyo nexo de unión es la pertenencia a un partido. Es cierto que se vive una atmósfera mortecina en España en muchos aspectos, pero lo que ha dicho este hombre va más allá. Parece referirse a la necesidad de una salvación, cital, como más claramente señaló su idolatrado Aznar.
    El discurso político alcanza ya niveles de estupidez patética. El Congreso se está pareciendo peligrosamente a los programas de tele 5. En ese contexto general, es fácil que alguien como Mayor Oreja se crea Unamuno riñéndole en Salamanca a Millán Astray.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: